Eros mirando una flecha

Dolor, angustia, desesperación… son sentimientos que se agolpan en nuestro interior de una forma tan intensa que buscamos de forma abrumadora cualquier cosa que sosiegue nuestros sentimientos. Un corazón roto y la sensación de agotamiento del amor, de la vida, de las relaciones son síntomas del final de una relación romántica. Este es un momento muy típico en el que muchas personas se dirigen a Eros para aliviar su pesar de una forma u otra. Si realmente te atreves a dar el paso encontrarás mucho más de lo que esperas.

Buscando a Eros

El ejemplo anterior es solo uno de muchos por los que alguien se acerca a Eros. Otras veces simplemente lo hacen porque le tienen demasiado miedo a la soledad, quieren buscar pareja o están cansados de sufrir desengaños. Quien se acerca a Eros de una forma legítima y sin dobles intenciones suele encontrar mucho más de lo que esperaba.

Encontrarse con Él es encontrarse con una energía cálida, receptiva, afectiva, como un abrazo colmado del amor más inmenso e infinito que puedas llegar a imaginar. Por experiencia, ya sea la mía propia o la de quienes me han pedido ayuda para llegar a Eros, es relativamente sencillo encontrarlo, pero hay veces que lo buscamos y que parece distante, silencioso o ausente.

Algunas de estas veces es cuando más creemos necesitarlo, cuando requerimos de su fuerza y de su energía con avidez. Los rituales, los hechizos, las oraciones, las meditaciones, todo parece llevarnos a cualquier parte excepto a su lado. Normalmente eso es lo que parece pero al final te das cuenta de que siempre está ahí, aunque parezca ausente, Eros siempre está presente, únicamente es que no estábamos escuchando lo que tenía para nosotros, buscábamos una respuesta concreta y diferente a lo que necesitábamos.

Llegar hasta Eros

Como casi con cualquier divinidad, antes de poder escucharla necesitamos encontrarla. Antes de que empieces a limpiar un espacio, consagrarlo y montar un altar a Eros te diré que hay cosas mucho más sencillas que puedes hacer para empezar a establecer una conexión con Él.

Usar sus símbolos como el arco y las flechas, un aulós, antorchas, huevos, o imágenes u objetos con la energía de un cervatillo, pueden ayudarte a conectar con Él. Muchas veces sus símbolos, incluidas las liebres y los gallos, aparecen de una forma repentina. Esto es una señal de que Eros está más cerca de nosotros lo que pensamos.

Pero no solo los símbolos crean una conexión directa con Él, podemos encontrarlo en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana, desde una pareja que se pasea abrazada, el cariño de nuestros amigos o familiares o la propia vida abriéndose paso entre las condiciones más adversas posibles. Hay una infinidad de posibilidades para conectar con su amorosa energía.

Encontrar a Eros

Aparte de utilizar sus símbolos como una llave para llegar hasta Él, podemos hacer otro tipo de cosas para alcanzarle. Hacer ofrendas de flores frescas como las violetas, hierbas como la menta o frutas como el membrillo, son buenos puntos de partida pero también lo es pararse a escuchar y sentir las energías de las lluvias. Son actos sencillos pero que con una intención clara de conectar con Eros se convierten en potentes rituales.

Potencia este acto mágico de conexión recitando tu oración favorita a Eros o simplemente dejando que tu corazón se exprese sin miedo. Hacer el esfuerzo de derribar nuestras barreras emocionales y dejar que los sentimientos fluyan libres a la hora de contactar con el Eros es algo que facilita sumamente las cosas y que es muy apreciado por Él.

Hay muchas asociaciones canónicas e históricas con Eros, puedes encontrar una lista de correspondencias aquí, pero al final eres tu quien tiene que construir su vinculo y su relación con Él. He encontrado que las correspondencias habituales y más formales suelen funcionar para todo el mundo pero también hay algunas personales que solo funcionan para uno mismo porque son reflejo de la relación que forjamos individualmente con Eros.

Eros es el amor primordial, la fuerza primigenia que mueve el mundo, es el Fanes de la cosmogonía órfica, está en todas partes. Pero que esté en todas partes no quiere decir que vayamos a encontrarlo de una forma sencilla, no es la obligación de Eros acudir cada vez que nos rechaza alguien que nos gustaba (solo por poner el ejemplo más sencillo y tonto posible). Es nuestra obligación buscarle, encontrarle y establecer una relación con él.

La Devoción a Eros

Una mala práctica dentro del paganismo y la brujería moderna es trabajar con los dioses como si fueran genios de la lámpara. Eros no es una entidad a la que puedas llamar cada vez que te va mal en el amor y quieres que te ayude a manifestar tus deseos con un chasquido de dedos. Eros está ahí para guiarte, para protegerte, para consolarte, para ayudarte a entenderte y, a veces, y solo a veces, puede hacer que las cosas más imposibles sucedan.

Si realmente buscas con sinceridad y quieres establecer una conexión con Él debes dejar que esas ideas, esas necesidades se relacionen de una forma natural con su energía. No debes formar esa conexión ni pedir tus deseos como si fuera una fuente mágica o tu hada madrina. La clave aquí reside en lo que hay en tu corazón para el Arquero.

Eros no es solo una deidad encargada de los enamoramientos, las relaciones o el deseo sexual, eso es solo una muy pequeña parte de lo que realmente es. El es Biótoio (La sustancia de la vida misma), es Aerio (Brumoso, Infinito), pero también es Agnós (Puro). No hay nada que no puedan alcanzar sus flechas o su poder.

Si por alguna razón la conexión no se establece en algún momento puede que la avería esté en nuestro lado y no en el suyo. Estar tan sobrepasado con un problema y creer que solo hay una única solución (aunque esta no sea buena para nosotros) puede ofuscarnos tanto que pensaremos que le hemos llamado cuando ni siquiera habíamos «marcado el número». Es mucho más sencillo pedir que nos guíe para encontrar una solución que pedirle obre un milagro.

Algunos consejos para establecer la devoción

Si esta es la primera vez que te acercas a Eros para iniciar una devoción debes preguntarte si estás preparado para ser su devoto. Si solo quieres arrendar sus servicios para que soluciones tus problemas amorosos te voy a ahorrar mucho gasto en velas y aceites esenciales: no funcionará. Ten claro que esperas de tu devoción a Eros, que tipo de conexión quieres y que intensidad es la que buscas. He conocido a un montón de gente que ha respondido a estas preguntas de muchas diversas formas y con diferentes grados de implicación y cuando sus intenciones eran realmente sinceras Eros siempre se hizo presente.

Si estás listo para su devoción o si ya estás de lleno en ella, entonces debes investigar. Hazte preguntas, lee libros, aprende desde los textos antiguos como las cosmogonías o los himnos. Lee y busca a conciencia, pregunta cuando no estés seguro, aprende sus epítetos, todos ellos, y no solo los relacionados con el amor o el sexo.

Por último antes de hacer cualquier trabajo de brujería o ritual devocional para encontrarte y comunicarte con Eros ten en cuenta que nada es gratis. Es una regla simple en toda magia y que se encuentra en todas las mitologías y religiones del mundo de una forma u otra. Ten preparadas y pensadas las ofrendas que le entregarás y crea un espacio sagrado que lo honre de una forma correcta y respetuosa. Si lo haces desde el deseo más sincero, desde la parte más profunda de tu corazón, ten por seguro que habrá muy pocas posibilidades de que puedas equivocarte.

Rev. Roble Tormenta

Rev. Roble Tormenta

Guardián y Director del Santuario de Eros, Primer Sacerdote y Oráculo de Eros. Sacerdote de Primer Grado de la Tradición Nativista Correlliana de la Wicca. Wiccano y brujo desde 2004. Portador de la Luz de Hécate. Miembro de la Orden de Artífices y de la Orden de los Tejedores de Paz, ambas pertenecientes a la Tradición Nativista Correlliana. Máster en filósofía, community mannager, redactor y editor, artista.

Comparte este artículo:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on tumblr
Share on pinterest
Share on reddit
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

1 comentario en “Encontrando a Eros: sugerencias al principio del camino”

Deja un comentario